Blogia
Consejo Comunal de Chuao

35 años del parque que nunca despegó

35 años del parque que nunca despegó El Nacional 28 agosto 2007 / Leidys Asuaje | leasuaje@el-nacional.com

La Carlota | El consejo comunal desconocía proyecto de urbanismo del Ministerio de Vivienda y Habitat

Los vecinos de Chuao arrancaron los setenta pidiendo extensión del Parque del Este. En los muros del Centro Comercial Tamanaco están las cicatrices de los proyectiles que cruzaron Chuao durante la intentona golpista del golpe del 1992. Sandra Carrillo Kosak conserva la historia reciente del país en las fotos que hizo desde su balcón, donde vio caer al abismo a un avión tipo Bronco que se estrelló mientras el piloto maniobraba un escape de la base aérea de La Carlota. 17 años después, continúa dedicada a la fotografía y como secretaria de la asociación de vecinos de la urbanización sigue un viejo anhelo de la comunidad: la construcción del parque que proyectó el arquitecto Fruto Vivas, en 1988, como una extensión del Parque del Este.
En Chuao ocurre todo lo contrario de lo que el presidente Chávez ha promocionado en cuanto a organización, la explosión comunal no le sirvió a los vecinos para enterarse de los planes del Ministerio de Vivienda y Hábitat de levantar un complejo residencial con edificios de 8,6,4 y 3 pisos en el aeropuerto construido en 1947. El consejo comunal y Asochuao saben por notas de prensa que en 9 hectáreas de la base aérea se levantaran 620 viviendas para alojar a 3.000 familias.
“Si construyeran un parque sería maravilloso, pero crear viviendas en La Carlota con las vías y el transporte que tenemos desde hace años es no ver a la ciudad como un ente vivo. Con 3.000 familias más en esta zona se haría un gran tapón” advierte Carrillo.
El tráfico no es el único fantasma que pone a los vecinos de espaldas al plan urbanístico. Con la copiosa lluvia del domingo de desbordaron los colectores de agua y la urbanización fue por horas una suerte de laguna artificial que llenó de lodo hasta la entrada de casas. Es un exabrupto porque no nos han presentado los estudios de impacto ambiental, de vialidad; el único desagüe natural de ese urbanismo sería la Río de Janeiro, que ya está colapsada. La única información que obtuvimos es la valla de Misión Hábitat que fue colocada cerca de los hangares” señala Pedro Gallotti, de la Comisión de Urbanismo y Ambiente del consejo comunal.

La pista en el valle.
Los niveles de ruidos del aeropuerto llegaron a alcanzar los 100 decibeles, es decir el doble de los establecido, pero para Carrillo no fue tan difícil habituarse a la contaminación sónica porque ella nació con el eco de las hélices de los aviones metidos en su casa. Más le ha costado evadir el miedo de lo que significa que la pista esté en medio del valle de Caracas. Para 1971, se había registrado 10 accidentes fatales con 22 muertos y 10 desaparecidos.
Un total de 5 fallecidos por un estrepitoso choque de una avioneta contra un edificio en Los Ruices, 5 muertos por el aterrizaje forzozo de San Román, muy cerca de Hotel Tamanaco y un inesperado descenso en plena autopista. La década de los setenta arrancó con estos sucesos en las memorias de las comunidades aledañas a la base aérea, que entonces luchaban por un gran parque de recreación. Luis Beltrán Pietro fue uno de los defensores y Fruto Vivas le dio cuerpo al sueño casi 20 años después. El presidente Chávez dijo que reactivará la propuesta de Vivas para construir un parque con un lago que tenga playas de arena por donde bajan las quebradas, además de un huerto, pero los vecinos creen que el proyecto nunca alzara el vuelo anunciado.
“Habríamos recibido una carta, un correo,una invitación para reunirnos con la Vocera del Consejo Metropolitano de Políticas Públicas. En los ochenta logramos que prohibieran el vuelo de los aviones de pistón y sólo aterrizaban jets y turbohélices, pero todavía siguen haciendo prácticas de vuelo” mencionó Carrillo.
La Carlota ha sido plataforma de escapadas célebres y eventos multitudinarios. Desde la huida de Pérez Jiménez en enero de 1958, hasta mas recientes usos: durante el deslave de Vargas, en 1999, se volvió un hospital de guerra y lugar de reencuentro de los desaparecidos y familiares; en 2003 recibió a más de 1.000 católicos devotos del papa Juan Pablo Segundo.
Anoche los vecinos de Chuao discutirían sobre el presupuesto participativo y el uso de La Carlota que, según ellos, debería ser enfocado a ser el parque que nunca fue...

Apetecido
La Alcaldía Metropolitana tenía previsto levantar un desarrollo recreativo-deportivo en La Carlota, pero el hermetismo tras el reciente anuncio del Ejecutivo detuvo las informaciones al respecto. En 1987, ofrecieron un aeropuerto en Caucagua como alternativa a la pista en el valle de Caracas, en ese año se pensó construir una zona de parqueo para aeronaves damnificadas de La Carlota, pues los militares alegaron que sólo efectuaban en 15% de las operaciones. La idea del gran lago también es de vieja data; en 1971 fue el consejo dado por distintos urbanistas. En septiembre de 1988, los arquitectos Antonio Cruz Fernández, Eduardo Robles y Pedro Vallorte ratificaron el concepto de Fruto Vivas referido a que el lugar debía pasar a ser un centro de esparcimiento.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres